1 ene. 2008

Arrancarse cabellos

La tricotilomanía es la mala costumbre de arrancarse el pelo. De darse tirones hasta llevarse la raíz del cabello. 
Ocurre tanto en adultos como en niños. Casi siempre obedece a un trastorno del control de los impulsos, que se sacia tirándose de los cabellos hasta dejar calva la zona, no siempre la cabeza.
Se trata sobre todo con soporte psicológico. (En este caso la madre castigó al niño rapándolo al cero).