1 ago. 2011

La siesta

La siesta es aconsejable en todas las personas, cuanto más en niños.
Por un lado, repone energías, y es cardiosaludable (protege de trastornos del corazón).
la sangre se concentra en en abdomen empleado en la digestión del gazpacho y las migas, de los espetos o el chuletón.
Por otro, a esa hora entre las noticias y la telenovela, el sol justiciero nos invita a la tumbona o la hamaca, al sofá o la cama.

¿Qué hacen los niños en la playa, en la piscina o en el campo a las tres o a las cuatro de la tarde?

Nada saludable, si no están a la sombra y reposando. Si no duerme, un poco de lectura o un juego apacible de mesa.

Y a eso de las cinco y media o seis: la merienda y a jugar.
Más o menos...
Evitaremos problemas a corto plazo (cefaleas, quemaduras, malas digestiones ) y a largo plazo.. cáncer de piel.

Los adolescentes que cogen la toalla y emigran al medio día a la arena o al césped... que busquen bien la sombra, por su propio pellejo.
Además, partiendo la jornada con una cabezadita postpandrial, cuando llegue la noche se disfrutará más de la luna joven, repuesto el cansancio con la saludable siesta.