18 dic. 2013

Otoños impares, resfriados a pares.

Se viene observando una mayor incidencia de procesos respiratorios infecciosos en los otoños de los años impares. Y 2013 no está siendo menos.

Parece que cada 24 meses se renuevan determinados virus, por lo que es probable que en 2014 todos los que hemos pillado uno o varios "trancazos" corramos mejor suerte.

Especialmente referidos a laringitis y bronquitis. Así que ya tenemos un motivo para anhelar el año nuevo, aparte de comprobar si es verdad que comenzamos a salir de la crisis.

No conozco fármacos que hayan demostrado eficacia en la prevención de los resfriados. ¡Ojalá hubiera! Hay muchos a la venta, cuya evidencia es dudosa. (No he conocido mejor defensa que el brasileño y madridista Roberto Carlos, con la venia.)
Y las vacunas no sirven para ellos, aunque sí para la Gripe, Sarampión, Tosferina, Meningococo y Neumococo (que cursan con síntomas respiratorios también).

Una buena alimentación y medidas higiénicas como ventilar las habitaciones, abrigarse y limpiarse bien la nariz -sin ser muy pesados con los lavados nasales- simplemente con pañuelos desechables, acostumbrando así a sonarse  la nariz (NO A A SUBIRLOS otra vez PARA ADENTRO, que lo hacen muchos niños) lavándose bien las manos después. Y, por supuesto mucha agua, zumos o infusiones.

Me tomo medio litro de manzanilla calentica y brindo por mis pacientes.

¡FELIZ NAVIDAD 2013 y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2014!